jueves, 21 de octubre de 2010

Hoy, granates.

jueves, 21 de octubre de 2010

Es como cuando una chica se está pintando las uñas y sin querer roza una de las recién esmaltadas. Por no empezar de nuevo, no se molesta en limpiarla y volver a poner el pintauñas, sino que encima de la superficie rugosa que ha quedado vuelve a echar una capa, y otra más, de ese líquido espeso que llena de color sus manos. Así hasta que las señales hayan desaparecido, pero en realidad no desaparecen, simplemente están ocultas.

1 comentarios:

Carlos dijo...

es una metáfora de "un clavo saca otro clavo"? :)
sutil, pero brutal :D

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

 
sakura © 2008. Design by Pocket