miércoles, 7 de febrero de 2018

La orilla de tu ventana

miércoles, 7 de febrero de 2018
Me gustaría que supieras leerte en mí,
que reconocieras las palabras que llevan tu nombre,
y los silencios que párrafo a párrafo te guardo.
Que a veces te mezclo con otros...
y su oscuridad no consigue tapar tu luz.
Luz que se convierte en el más potente antifaz,
y que nunca me dejará ver los límites del mar.

Oscuridad en la blanca habitación de un piso sin amueblar,
que duele al recordar.
Un pasillo tan corto y estrecho que no me dejaba correr,
tal vez si lo hubiera podido hacer,
me hubiera dado cuenta de que no tenía a donde ir,
que no veía los límites del mar porque no los tiene;
que el cielo es azul y violeta, naranja y gris,
y que a tu balcón solo llegaban nubes.

Conseguí saltar del pasillo al salón,
del salón al balcón y ahora que vuelvo a palpar la herida,
me veo en tu cama, que nunca fue nuestra,
y reconozco las nubes y el pasillo dentro de mí.

Nunca me fui de la orilla de aquella ventana,
que daba a un verde y encantado jardín.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

 
sakura © 2008. Design by Pocket