domingo, 17 de abril de 2011

Rompan filas

domingo, 17 de abril de 2011
Soy de la generación de los 90, lo que implica ser desconocedora de infinidad de saberes. Y no porque quiera serlo, sino porque mi edad así lo determina. Cuando ingresamos en la veintena creemos ser jóvenes eternamente y que nadie antes que nosotros lo ha sido. Nuestros padres, nuestros abuelos, también han tenido sus historias: rieron, amaron, lloraron y sacaron sus propias conclusiones. Han vivido miles de experiencias y odio esas frases confirmadoras de ignorancia al estilo de "tú no lo entiendes, son otros tiempos". Por muchos años que pasen y por mucho que cambien los peinados de los protagonistas de las películas, las batallas son las mismas. Aunque sí que es cierto que hay personas que pueden cambiar el rumbo.

Hoy he visto 'Oficial y Caballero'. Antes de ella, había podido ver otras películas de Richard Gere, pero en ninguna consiguió despertar en mí esa imagen de sex-simbol que le acompaña desde hace más de veinte años (cuando yo ni siquiera existía). Sí. Claro que le veía en fotografías y, a pesar de sus bien llevadas 62 primaveras, reconocía que es un hombre que sabe conservarse. Después de verle pasar de cadete a oficial, de observar sus gestos y apreciar sus movimientos, ser testigo de lo indescriptible de su mirada y aplaudir con esa escena final... he de confesar que me úno a las legiones de cuarentonas que en su momento suspiraron por un tipo como él. Probablemente de este film nazcan las fantasías por los marines, y por los uniformes... pero eso es otro tema. Lo que quería decir con todo esto es que no soy ninguna ilusa, ni me considero parte de las chicas que cada sábado obligan a su "cari" a ir al cine para ver la comedia romántica del año. Sin embargo, y a sabiendas que Gere interpreta a un personaje ficticio, también conozco la existencia de tantos y tantos hombres que actúan fuera de la gran pantalla y ni aún así logran aproximarse al papel de caballero. La mirada les delata.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

 
sakura © 2008. Design by Pocket