martes, 24 de agosto de 2010

No dejes que se hunda. Mantenlo a flote.

martes, 24 de agosto de 2010


Lo reconozco. Tengo miedo. Pero no siento ese terror que hace tiritar, que desgarra la piel y revuelve las entrañas... No. Es otro temor: el que apaga y no permite disfrutar. Parece que sólo yo soy realista en esta especie de fábula, cuando en realidad, todos sabemos que es una locura que sólo servirá para hacernos daño.

Es como una de las típicas historias en las que el final se sabe de antemano y desde casa, le gritas a la protagonista: "¡No! ¡Por ahí no! ¿No ves que no hay salida?" Pero ella no escucha y avanza. También sabe que no hay escapatoria, que lo que es blanco lo verá gris y se le enturbiará la mirada.

Comienza a percibir que se le olvida nadar... que vuelve al principio y que no sabe nadar... "¡Mueve las piernas!¡Agarrate al flotador!¡Haz algo,niña!" Repentinamente la chica comienza a reaccionar, para alivio del espectador, pero no lo hace como éste espera y avanza hacia el lado contrario.

Va directa al precipicio.

Silencio. Ya no se oye al espectador. ¿Dónde está?
"Cayó con ella hacia el vacío" - respondió el corazón.

2 comentarios:

Reyes de Atzavares dijo...

No sé exactamente si es un relato de ficción o es verdad, pero bueno, no te caigas.

nos vemos pronto

LimonChocolate dijo...

Ficción o verdad... gracias por el comentario :)
Por cierto, en vuestra pestaña, "¿Quienes somos?", no decís quienes soys jajaja. Aah muy currado el blog, desde ahora mis páginas de deportes serán: Marca, Sport, As y Reino de Atzavares!!

Hasta pronto

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

 
sakura © 2008. Design by Pocket