sábado, 5 de junio de 2010

Será nuestro secreto

sábado, 5 de junio de 2010
Si Dios quiere, algún día haré esto y me pagarán por ello. Aunque no sé yo, porque la crítica del concierto que voy emitir mezcla demasiadas emociones.

¡¡Se me amontonan las palabras!! Sé que no voy a ser objetiva, pero es que es PERFECTO. Lo adoro, me encanta y me gustaría ser la dueña del pantalón que le tapa. Oh si, y también quisiera ser el sueño que jamás compartiría y morir en su veneno, veneno de su piel.

Efectivamente estoy hablando de Alejandro Sanz, de su gran gira “Tour Paraíso” y del inolvidable concierto del 4 de Junio en el Recinto Ferial de los Huertos de Orihuela, dedicado al poeta Miguel Hernández al que Sanz elogió diciendo que "ni en cien años podríamos agradecerle tanta poesía".

El artista se adelantó dos minutos a la hora prevista y así continuó durante dos horas y 12 minutos. Lleno de ganas, de entusiasmo, de arte, de pasión y de una humanidad contagiante cantó casi todas las canciones de su "Paraíso Express", abriendo la noche con una pieza del mismo: “Mi Peter Punk”. Prosiguió subiendo la temperatura con el mítico y marchoso “Viviendo deprisa” que hizo botar al público desinhibidamente. También rescató otros clásicos como “Lo que fui es lo que soy” o “Cuando nadie me ve”.

A lo largo de todo el concierto tuvo numerosos gestos de complicidad con el público, y en varias ocasiones, cual monologuista, se arrancaba con unas palabras que nos dejaban a todas boquiabiertas y caritontas. Es genial. Bromeaba con el hecho de que habíamos aplaudido mucho al jefe de la banda cuando hizo un solo de guitarra (impresionante, por cierto) diciendo: “si seguís así os vais a quedar solas, eh... no puede ser que aplaudáis más al guitarrista que al cantante, yo os lo digo por vuestro bien, ya lo sabéis para próximas actuaciones de otros artistas”. Instantes después sucedía lo mismo con su pianista, Alfonso, a lo que el cantante añadió: “A partir de ahora el concierto lo va a terminar Alfonso” y desapareció del escenario “enfadado” con sus fieles seguidoras. Cuando de repente, volvió, y guiñando un ojo continuó deleitándonos con su presencia.

Se palpa en Alejandro la tranquilidad que tiene de saber que está respaldado por una gran trayectoria y un sublime último trabajo. Lo da todo. Y lo hace para sus fans. En los conciertos es donde se deja la piel y es en el lugar en el que se deja conocer. Con el tiempo se ha ido perfeccionando y adquiriendo otras destrezas. Rockero y canalla, flamenquito y dulce, baladista y profundo... así demostró anoche su versatilidad.


Es un cantante al que no le gusta demasiado bailotear y anoche con humor se tiró a la piscina, acompañó casi todas sus canciones con la guitarra y dos de ellas lo hizo con el piano, su voz era como recién salida del estudio de grabación y consiguió agolpar en las primeras filas una mezcla de jóvenes que gritaban su nombre y de esas treinteañeras que se enamoraron en la época de “Los dos cogidos de la mano”, cuando él era un ídolo de adolescentes. Señor Sanz eres único.


La mención a la Mujer, es cosa a parte, dedicó “Lola Soledad” a todas las valientes y “Mala” a aquellas que “nos hacen esas cositas malas que tanto nos gustan”. Con una atmósfera intimista y un silencio estremecedor, el Maestro, se sentó al piano, antes de ponernos los pelos de punta con “¿Lo ves?”, para avergonzarse de ser un hombre. De pertenecer a una raza que es capaz de provocar sufrimiento en el mundo.


Un grande de la música que se movió extraordinariamente al ritmo ese “No es lo mismo” junto al cantante Junior que se incorporó al escenario para bailar con Alejandro un tema que nos hizo rapear un ratito y reivindicar dos o tres cositas.

El respeto que profesa por la vida, por el mundo en general es asombroso. Con todo lo que tiene y con lo que puede tener se le nota tan cercano, tan de aquí... tan con nosotras...

Sinceramente es de los mejores conciertos que recuerdo suyos, y he de reconocer que me ganó por completo cuando dijo, torciendo la boca de esa manera que me encanta, como él sólo sabe hacerlo: “¿Ustedes no tenéis casa?” mientras se llevaba la mano al corazón diciendo: “Si. Si la tenéis, está aquí”.

La escenografía estuvo a la altura de la puesta en escena, ya que la tecnología jugó un papel importante al adaptar el escenario a cada canción con unos efectos que creaban los ambientes que requería cada melodía. Hubieron varios momentos que fueron cual concierto de rock, pero en especial me quedo con “Aquello que me diste”, cuando brilló la calidad de los metales y los guitarristas enloquecieron bajo unos focos plateados que giraban y nos hacían volar con ellos. La percusión también fue muy buena y el conjunto de la banda no dejó que los presentes estuvieran inmóviles ni un segundo.

Tras más de dos horas de show, Alejandro Sanz clausuró el concierto con un pequeño popurrí en el que el público le acompañó en todo momento coreando “A la primera persona”, “Mi soledad y yo”, “Amiga mía” e “Y, ¿si fuera ella?” que cerró una noche entre amigos.

Maestro, poco más decir... te sigo desde que empezaste, tengo 20 años, y seguiré yendo a tus conciertos sola o acompañada. Cuando sacaste "Pisando fuerte", yo era una niña que no levantaba dos palmos del suelo y golpeaba con el pie todo lo que se me ponía por medio cada vez que sonaba esa canción por televisión.

Hoy me has hecho volver a sentir como aquella niña a la que no le importaba nada más que cantar contigo. Gracias por esta noche especial en Orihuela. A ti tampoco podremos pagarte por todo lo que nos das.


Videos del concierto de Orihuela:


PRESENTACIÓN DE MÚSICOS ...
¡¡ME ENCANTA, ES BUENISIMO. AQUI ES CUANDO ABANDONA EL ESCENARIO!!

NUESTRO AMOR SERÁ LEYENDA



Pd.: Aquí os dejo algunas de las informaciones que han ido apareciendo durante la mañana del concierto:
- Diario Información
- Orihuela Digital

Pd2.: las fotos son mías, la primera está tomada durante la prueba de sonido que hizo antes del concierto.

2 comentarios:

BMX SAN VICENTE DEL RASPEIG dijo...

No hace falta esperar mucho para que hagas y te pagen por esto, porque vaya palabras más bonitas ;)

Un besito corazoncet!

LimonChocolate dijo...

Y en Murcia, tan sólo un día después, según la Verdad.es:

"Y, encima, es simpático. Anoche, Alejandro Sanz arrasó en Murcia, una de sus ciudades preferidas para actuar, donde nota más calor y entrega. Y se notó que estaba en la gloria en la Plaza de Toros, un escenario que ya conocía y desde el que conectó desde el principio con sus miles de fans murcianos. Calor a gusto. Ha vendido más de 25 millones de discos, vive en una mansión superprotegida en una zona muy envidiada de Miami, colecciona Grammy Latinos y Discovery Channel le dedicó un programa en el que lo señalaba como uno de los grandes millonarios del planeta. Pero, anoche, en Murcia, con 'Paraíso express', lo que Alejandro Sanz fue es un tío feliz."

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

 
sakura © 2008. Design by Pocket